La Casa de Granada (Madrid)

Vale. Soy un cascarrabias y a veces me gustan las cosas tal y como están.

El jueves fui con mi novia a la Casa de Granada, bar de tapas situado en la sexta planta de un edificio junto al metro de Tirso de Molina. Este lugar se caracterizaba por un ambiente hogareño, donde el comedor estaba ambientado como un salón, con sus paredes verdes, sus sillas altas y de madera, mesas grandes, para ir con tus amigos y sobre todo, donde podías encontrar raciones generosas, no muy sanas, pero muy buenas para acompañar con buena cerveza y mejor compañía.

Como llevaba unos meses sin ir por Madrid, se me antojó ir allí, a tomar una cerveza con una ración de patatas en su terraza diminuta para bajar el calor del verano. Cuán sorprendidos nos quedamos nada mas abrir la puerta del ascensor y ver el nuevo diseño, hasta tal punto que pensamos que nos habíamos equivocado. Pero tenía el mismo nombre. Sin embargo todo había cambiado. Ahora todo es más limpio, blanco y reluciente. Una terraza más amplia así  una música de fondo procedente de un canal de la TDT y que tienen como hilo musical. Dudamos, pero nos sentaron en el salón, donde eramos los terceros en la lista para sentarnos en la terraza. Tras preguntar al camarero si no tenían ya la carta antigua, y responderme que no, que todo era nuevo, pero muy bueno, decidimos pedir una ración de cazón, con una cerveza y un tinto de verano (de los preparados). Regular, con un sabor a adobo no muy apetecible.

Buscaba el sitio de siempre. El que todo el mundo había conocido. Al que iban muchos estudiantes. Ahora es otro sitio más. Para los turistas. Otro más con la decoración tipo “IKEA”. Y con un precio mucho más elevado. Probablemente sea yo. Pero he de decir que en los escasos 15 minutos que estuvimos allí, dos grupos se dieron media vuelta al entrar. A parte de leer alguna crítica parecida a la que aquí escribo.

Probablemente tengan más existo. Yo por mi parte, la próxima vez que vuelva a Madrid, ya no iré. Seguiré yendo al resto de bares que esta ciudad tiene y que aún conservan su estilo y encanto.

Los cambios a veces son buenos. Pero sólo a veces.

Fer

Advertisements

Selva negra

Tarta de origen alemán (región de Baden). Todavía no la he probado (está esperando en el frigorífico), aunque tiene pinta de ser bastante dulce. Aquí va mi receta, modificada de esta.

Los ingredientes para el bizcocho:

  • 250 gr de azúcar (un poco menos a lo mejor no viene mal)
  • 7 huevos
  • 180 gr de harina
  • 30 gr de cacao en polvo
  • Leche (para diluir)

Para el relleno y la cobertura:

  • 500 ml de nata para montar
  • Medio vaso de licor de guinda
  • 2 frascos pequeños de guindas
  • Chocolate rallado (yo he usado media tableta y sobra)

Se mezcla las yemas con el azúcar. Se le añaden la harina y el cacao, que previamente se han mezclado y tamizado. En mi caso esto sale muy espeso por lo que habrá que añadir leche hasta que quede una textura fácil de remover de textura más o menos como la nutella). Por otra parte se montan las claras y se añaden poco a poco a la mezcla anterior. Preparamos un molde con mantequilla y harina. Vertemos la mezcla en el molde y metemos al horno durante 50 min a 170ºC, previamente precalentado. La cosa puede variar, según el horno, así que pinchamos para asegurar.

Por otra parte montamos la nata y preparamos un almíbar con el propio de las guindas y el licor. Cuando tengamos el bizcocho listo, lo cortamos en tres rebanadas. Cada una la empapamos con el almíbar (con una cuchara, al gusto) y añadimos parte de la nata y las guindas. Tapamos y repetimos con la siguiente capaç. Lo mismo con la tapa final. Recubrimos todo con la nata restante y las guindas. Cubrimos todo con el chocolate rallado. Para muestra, un botón.

Tarta Sacher

Receta en principio complicada pero que no lo es tanto. Está sacada de aquí.

Los ingredientes para el bizcocho son:

  • 110 gr. de mantequilla
  • 110 gr. de azúcar glass
  • 11 gr. de azúcar normal
  • 110 gr. de almendras enteras
  • 6 huevos a temperatura ambiente
  • 150 gr. de chocolate de entre el 50% y el 60%
  • 100 gr de harina
  • 1 sobre de levadura
  • Mermelada de albaricoque (al gusto)

Para el glaseado

  • 200 ml de nata líquida
  • 150 gr. de chocolate para fundir.
  • 30 gr. de mantequilla

Para empezar, pre-calentamos el horno a 150ºC y tostamos las almendras unos 15-20 minutos. Por otra parte ponemos a fundir el chocolate al baño maría a fuego bajo. Mientras tanto, derretimos la mantequilla a punto de pomada y mezclamos el azúcar glass con varillas, reservándolo.

Ahora separamos las yemas de las claras. Montamos las claras casi a punto de nieve (que sea consistente) y añadimos el azúcar a las mismas.

A la mantequilla y el azúcar glass le añadimos las yemas una a una, mezclando bien. Se añaden muy bien con una cuchara. Trituramos las almendras y las añadimos a esta mezcla. A continuación también añadimos el chocolate. Una vez tengamos todo bien mezclado, añadiremos las claras con el azúcar. No lo hacemos de golpe si no poco a poco. Añadimos a la mezcla la harina y la levadura tamizada. En un molde engrasado y con harina para que no se peque. añadimos la mezcla. Lo metemos al horno a 170ºC durante, en mi caso, 1 hora. Ir pinchando a los 40 minutos para ver como va.

Dejamos enfriar y desmoldamos. Cortamos por la mitad y añadimos la mermelada. Tapamos de nuevo.

Para el glaseado, hervir la nata y retirar. Añadir el chocolate en trozos y con varillas, remover hasta que homogeneice. Añadir la mantequilla fundida. Dejamos que repose 10 minutos, porque si no estará demasiado líquido. Verter por encima. El resultado es este:

Tarta de zanahoria

Una receta fácil y muy buena. Me he basado en esta receta.

Los ingredientes son:

  • 130 de mantequilla
  • 200 gr. de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de canela y una pizca de nuez moscada
  • 5 cucharadas de leche (puede ser al gusto, según se vea el espesor de la masa)
  • 2 huevos batidos
  • 5-6 zanahorias medianas
  • 50 gr. de nueces
  • 200 de harina integral
  • 3 cucharadas de levadura química.

Glaseado:

  • 200 gr. de queso cremoso
  • 50 gr. de azúcar glass
  • 2 cucharadas de nata líquida

Para comenzar, derretimos la mantequilla en un bol grande. Añadiremos la canela, la nuez moscada rallada, la zanahoria rallada el azúcar moreno y los dos huevos batidos. Se puede pasar un poco la batidora si veis que los trozos de zanahoria son grandes.

Añadimos la harina, la levadura y la sal, tamizadas con un colador. Mezcláis. Saldrá una masa espesa que se puede aligerar con la leche (en mi caso fueron 5 cucharadas soperas).

Untamos el molde con mantequilla y espolvoreamos harina para que se suelte mejor. Vertemos la masa. Metemos al horno, previamente pre-calentado a 180ºC. En una hora está, aunque mejor pinchar con un cuchillo y ver que sale limpio.

Para el glaseado, simplemente mezclamos bien todos los ingredientes con una varilla para que quede una crema. Lo extendemos sobre el bizcocho ya frio. El resultado es el siguiente:

Rissoto de verduras

image

Un plato rico y fácil. Para dis personas:
– 200 gr de arroz
– 1 calabacín pequeño
– 1 berenjena pequeña
– 2 chalotas o media cebolla
– Hierbas provenzales (perejil, romero, orégano, albahaca)
– Caldo de verduras
– Espinaca fresca (3 puñados)

Sofreir la cebolla, el calabacín y betenjena (en dados ambos). Salpimentar. Tras 10 minutos, añadir la espinaca y las hierbas. Dejar otros 5 minutos y añadir el arroz. Rehogar 2 minutos y añadir el caldo. Dejar al fuego hasta que quede poco caldo. Apagar el fuego y dejar reposar 5 minutos tapado.

Se puere servir con parmesano rallado.

Magdalenas de chocolate

Bueno, magdalenas, magdalenas no. Más bien, como dijo mi amigo, polvorón por su consistencia. En fin, una bomba de chocolate sacada de aquí.

La receta contiene:

  • 90 gr de mantequilla
  • 300 gr d harina
  • 50 gr de cacao en polvo
  • 115 gr de azúcar moreno
  • 265 gr de chocolate de postre
  • 2 huevos
  • 375 ml de leche

Para preparar este mejunje, mezclaremos la harina, el cacao en polvo y el azúcar. Fundiremos el chocolate al baño maría y la mantequilla (por separado). Añadiremos los huevos batidos a la mezcla anterior, y posteriormente el chocolate fundido y la mantequilla. Ya os digo que la masa que queda es consistente.  Añadimos la leche hasta que quede homogéneo. Con una paleta vale, aunque habrá que trabajarla un rato.

Para realizar los moldes podéis comprar las típicas de toda la vida. Eso si, como consejo gratuito: cuidado con lo que vertéis en cada molde, ya que por el peso se pueden deformar (lo dice la voz de la experiencia) y ya os digo que no es entretenido recoger chocolate por toda la bandeja.

Podéis añadir una cucharada de mermelada y cubrir de nuevo con una capa de la masa. Metéis al horno durante 30 min a 180ºC (pre-calentado). Y ya está. Creo que a lo mejor habría que añadir levadura. Ya lo probaré. El resultado es el siguiente:

Fer

Bizcocho de miel a la naranja con chocolate

Hoy toca receta. Antes de nada decir que se trata de una receta adaptada de la página de Dulces de Macadamia.

Los ingredientes son:

  • 250 gr de mantequilla
  • 250 gr de miel
  • 100 gr de azúcar moreno
  •  Huevos batidos
  • 300 gr de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 8 onzas de chocolate (yo he usado para postres)
  • Piel de naranja rallada
  • Zumo de una naranja (en mi caso es de mesa)

En un cazo a fuego lento se añade la mantequilla, el azúcar, la miel, la piel de naranja y el zumo. Se remueve todo hasta que queda homogéneo, momento en el que aumentamos la potencia del fuego y dejamos que forme una espuma durante un minuto. Apagamos el fuego y dejamos que enfríe.

Por otra parte engrasamos el molde con mantequilla y precalentamos el horno a 160ºC. Batimos los huevos, y se los añadimos a la mezcla una vez esté fría, removiendo. Luego añadimos la harina y la levadura sin dejar de remover. Debe quedar una masa bastante consistente. Aquí yo añado el chocolate troceado, aunque la receta original lleva sésamo. Para gustos.

Metemos al horno 1 hora a 160ºC. Tras eso, apagar el horno y dejar reposar hasta que quede templado. El resultado es el siguiente: