Cuestión de fotogramas (pequeña aclaración)

Ante las críticas recibidas por parte de los lectores de este blog (bueno, solo una, pero es que es un poco “pesao”), aquí va una entrada un poco más técnica acorde a mi supuesta formación informática y nanotecnológica (lo dicho).

Lo primero: ¿qué es un fotograma?. Según la RAE es:

fotograma.
(De foto- y -grama).
1. m. Cada una de las imágenes que se suceden en una película cinematográfica.

Concretamente se refiere a la imagen que se impresiona por procesos químicos en una película de celuloide o bien, en el caso de la fotografía, de un carrete fotográfico. También y a día de hoy, se denomina a cada una de las imágenes digitales que es capaz de capturar el sensor de una cámara digital. Lo que ocurre con una película es que la sucesión de los distintos fotogramas generan una imagen en movimiento, si bien, dependiendo de la velocidad de la sucesión de fotogramas, la percepción al ojo humano de fluidez en la secuencia será mayor o menor. A esto se le llama tasa de frames.

Ahora bien, nuestro ojo humano, el pobre (el mío digo, que es miope), es capaz de procesar entre 10 y 12 imágenes por segundo, percibiendo cada una de ellas. El que percibamos las imágenes dependerá de varios estímulos, de modo que en un momento dado puede crear sensación de movimiento con dicha sucesión de imágenes. Esa sensación (o efecto, piticli) se consigue con unos 24 fotogramas por segundo.  Esto se fijó como estándar para las películas de 35 mm, allá por 1927 a 1930.

¿Y qué ocurre si se dobla el número de fotogramas, como ha ocurrido en El Hobbit?. Pues básicamente lo que se consigue rodando a 48 fotogramas es la pérdida de emborronamiento que tiene a 24 fotogramas y así come el efecto discontinuidad que tiene cuando se reproduce a cámara lenta (aunque nosotros no lo percibimos por que 24 es suficiente para que la imagen sea continua). Como muestra, un botón:

Al final lo que se consigue a mayor tasa de fotogramas por segundo es una mayor fluidez de la imagen, aproximándola a lo que realmente ve el ojo humano, perdiendo el buqué de las películas provocado por el número de fotogramas “insuficiente” para crear esa fluidez. ¿Y qué pasa si metemos más y más fotogramas por segundo?. Pues que empezamos a captar imágenes que ni el propio ojo humano es capaz de percibir, mostrándose a cámara lenta. Otro ejemplo:

En definitiva, no es que sea mejor ni peor rodar a más fotogramas por segundo. Es cuestión de gustos. Eso me recuerda al cine Imperio…

Espero que, aunque no muy técnico, sirva. Supongo que hay muchos gazapos y a lo mejor no es la mejor aclaración, pero:

A)     No lo voy a volver a intentar escribir

B)      Vengo de soportar a un italiano con horchata en las venas por las llanuras suecas y no estoy de humor.

Fer

Advertisements

2 thoughts on “Cuestión de fotogramas (pequeña aclaración)

  1. Bueno, esta vez sólo hay un gazapo, pero ahora sí es una entrada digna de un biotecnólogo. Volviendo al tema, al ver El Hobbit a mí también me produjo una sensación extraña, como de “no realidad”.
    Y menos humos, ¿eh?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s